Un pequeño escalón supone en muchas ocasiones un gran obstáculo para las personas que van en silla de ruedas o tienen movilidad reducida a causa de una discapacidad o de la edad. Todos los días encontramos lugares con problemas de accesibilidad y obstáculos que nos impiden acceder con normalidad a determinados sitios. Las rampas de acceso para discapacitados son una excelente solución para resolver estos problemas de accesibilidad.

Las rampas se pueden encontrar en versión fija o móvil, ello permite instalarlas en multitud de espacios. Los importantes avances en materia de I+D+i que se han producido en los últimos años para crear nuevas aplicaciones a partir del reciclado del neumático han permitido por ejemplo transformar la goma granulada de los neumáticos usados en rampas para sillas de ruedas robustas, seguras y silenciosas.

El caucho procedente de los neumáticos fuera de uso permite reemplazar el uso del metal o la madera para la fabricación de estas rampas, ahorrando costes medioambientales, energéticos, y económicos. En rampas de gran tamaño se emplean hasta 92 kg de neumáticos fuera de uso, contando con una capacidad de carga de 500 Kg.

El caucho es resistente y duradero creando una transición suave para la movilidad de las sillas de ruedas o para quienes usan bastidores para caminar. Además son antideslizantes y proporcionan gran estabilidad, reduciendo el riesgo de tropiezos y caídas. Destacar también su resistencia y larga duración puesto que el caucho es un material que dura décadas y no se descompone por el uso intensivo o por su exposición a la intemperie, manteniéndose en buen estado frente a condiciones climáticas adversas, ya sean cálidas, secas, húmedas o frías. Su versatilidad y facilidad para personalizar en distintos formatos permite su fácil instalación en múltiples construcciones: edificios residenciales, oficinas, centros de atención de ancianos y hospitales, escuelas, centros comerciales, almacenes, fábricas y entornos industriales.

Cada año se desechan una gran cantidad de neumáticos fuera de uso, el reciclado hace posible que estos pasen de ser residuo a ser un recurso, cobrando una segunda vida y un nuevo comienzo para todos los materiales que lo integran, contribuyendo en la construcción de un futuro sostenible en el marco de la economía circular. En la actualidad, los nuevos usos del neumático reciclado son muchísimos. En el caso de no poder renovarse estos van a plantas de reciclado donde se extraen y separan sus distintos componentes (caucho, fibra textil y acero). De la mano de los avances tecnológicos, sus materias primas se reutilizan para una lista inacabable de nuevos usos, entre ellos estas rampas para sillas de ruedas.

En este sentido, con la campaña divulgativa “¿Sabías que…?” TNU trabaja en la concienciación de la sociedad, dando a conocer las posibilidades que tiene el reciclaje y reutilización de los neumáticos fuera de uso que son recogidos en los diferentes puntos generadores, fomentando así la responsabilidad de cada uno de nosotros con nuestro entorno y con un estilo de vida más sostenible.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies