Los científicos han descubierto cómo reciclar CO2 residual en...Plástico
24609
post-template-default,single,single-post,postid-24609,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-8.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Los científicos han descubierto cómo reciclar CO2 residual en… plástico

22 Feb Los científicos han descubierto cómo reciclar CO2 residual en… plástico

a quedado claro por un tiempo que hay demasiado dióxido de carbono en la atmósfera de la Tierra, que contribuye en gran medida a un planeta en calentamiento, y ahora los científicos han ideado un nuevo plan para hacer frente a todo este exceso de CO2, convirtiéndolo en plástico.

El plástico en sí no es el material más respetuoso con el medio ambiente, pero no solo significa que el CO2 se convierte en algo útil, sino que también podría reducir la necesidad de producir plásticos a partir de combustibles fósiles, dándonos una mejor oportunidad de alcanzar objetivos para limitar cambio climático.

El nuevo enfoque es el método más eficiente que los científicos han diseñado para convertir el dióxido de carbono en etileno, la materia prima utilizada para fabricar el plástico más comúnmente utilizado, el polietileno.

Y ofrece la posibilidad de un sistema práctico de conversión de CO2 a plástico mucho más cercano.

“Creo que el futuro estará lleno de tecnologías que generan valor a partir de los residuos”, dice el investigador principal Phil De Luna, de la Universidad de Toronto en Canadá.

“Es emocionante porque estamos trabajando para desarrollar nuevas y sostenibles formas de satisfacer las demandas de energía del futuro”.

El equipo utilizó una técnica de espectroscopía de rayos X y técnicas de modelado computarizado en la instalación de fuente de luz canadiense (CLS) en la Universidad de Saskatchewan, analizando la materia con radiación electromagnética para identificar su catalizador clave.

Y fue gracias a un nuevo equipo desarrollado por el científico senior de CLS, Tom Regier, que los investigadores pudieron estudiar la forma y el entorno químico del catalizador en tiempo real.

“Esto nunca se ha hecho antes”, dice uno de los miembros del equipo, Rafael Quintero-Bermudez, también de la Universidad de Toronto. “Esta medición única nos permitió explorar una gran cantidad de preguntas de investigación sobre cómo se lleva a cabo el proceso y cómo se puede diseñar para mejorar”.

“Este experimento no podría haber sido realizado en ningún otro lugar del mundo, y estamos encantados con los resultados”, agrega De Luna.

El catalizador es necesario para alimentar una reacción de reducción de dióxido de carbono, convirtiendo CO2 en otras sustancias químicas cuando es golpeado con una corriente eléctrica. Si bien muchos metales pueden actuar como catalizadores, ya sabemos que el cobre es el único que puede producir etileno.

Los investigadores resolvieron cómo controlar la reacción para maximizar la producción de etileno, mientras que los productos de desecho como el metano se mantuvieron al mínimo.

“El cobre es un metal mágico”, dice De Luna. “Es mágico porque puede producir muchos productos químicos diferentes, como metano, etileno y etanol, pero controlar lo que produce es difícil”.

Armados con este nuevo conocimiento y una tecnología de captura de carbono adecuada, podríamos eliminar el CO2 de la atmósfera y producir plásticos de una manera respetuosa con el medio ambiente al mismo tiempo.

Siempre que la energía requerida para la conversión pueda ser provista por una fuente renovable, y los plásticos resultantes puedan ser reutilizados o reciclados más adelante en la vida, el impacto general debería ser positivo.

Con la producción de polietileno ahora más de 100 millones de toneladas al año, estamos hablando de una gran diferencia para la atmósfera de nuestro planeta. Se necesita más investigación para refinar la técnica, pero ahora tenemos uno de los componentes básicos.

Y lo que hace que la historia sea aún más especial es que los científicos estuvieron a punto de darse por vencidos.

“Estábamos a punto de darnos por vencidos, pero cuando llegaron los resultados, fueron tan buenos que tuvimos que sentarnos”, dice Quintero-Bermúdez. “Resultados realmente hermosos”.



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies